Testimonios

Coaching Profesional

D. P.

Mi experiencia como coachee la sintetizo en TRES palabras: compromiso, focalización y bienestar. Podrían ser bastantes más, pero considero que éstas en concreto y no otras, además de ser importantes durante las diferentes sesiones que compartí con mi coach, recogen muy bien la esencia del proceso en sí.Puesto que fue un proceso de coaching "especial", que llegó de improviso y fui interiorizando poco a poco, conforme Mamen me daba pautas y me devolvía lo que yo le iba transmitiendo, lo viví de un modo gradualmente intenso. Me refiero a que, al principio era más como un juego, una manera de situarme ante cuestiones que creía (inocente de mi), que no se iban a modificar demasiado por pasar una vez a la semana un tiempo determinado con mi coach. En cambio, creo recordar que ya en la segunda sesión mi impresión al terminar y despedirme de Mamen fue de que la cosa se ponía seria, que los diferentes aspectos tratados y el cariz que estaba tomando lo que reflexionaba y cómo me ayudaba el proceso a cuestionarme muchos de mis pilares vitales, me estaba lanzando a poner medios concretos, que posiblemente habían estado allí antes pero yo no había encontrado la decisión de afrontarlos y llevarlos a la práctica. Ese es quizás el mayor logro que tengo que darme a mi mismo como resultado de todo: vencí mis inercias, muchas veces no son vividas como miedos, aunque llevan un poso de inquietud que puede relacionarse con ellos. Simplemente y como una cuestión totalmente lógica, me vi poniendo en marcha medios que me acercaban a objetivos que yo mismo iba fijándome tras cada sesión. Pero esos objetivos y medios no venían por casualidad, podía tenerlos rumiados inconscientemente y el proceso de coaching hizo que aflorasen. Estoy convencido que hubieran llegado sin proceso, pero de una manera menos natural y satisfactoria. Allí el BIENESTAR. Por supuesto en todo ello la figura del coach es enorme, primordial. Y ya de primeras para permitir al coachee comprender lo que supone el proceso, qué requiere de cada figura, y cómo enfocarlo: allí el COMPROMISO. Y yo suelo ser fácil de convencer si una cosa me interesa y veo que me da réditos personalmente, pero es cierto que Mamen en ese sentido me lo puso fácil. Tiene una capacidad de escucha y empatía imprescindibles para desarrollar su labor. Y lo hace muy bien; el clima es fundamental para permitir la libertad justa al coachee de ser él/ella quién resuelva sus propios planteamientos internos, sus dudas y cuestionamientos. En ese sentido noté como mi coach no se encargaba de sacarme las castañas del fuego por mi, sino que me mantenía atento para no dejar de preguntarme qué herramientas tenía yo a disposición para sacarlas yo mismo. Y para conocerme más y ver mejor con qué herramientas contaba, trabajamos mucho la idea de la FOCALIZACIÓN, una de mis grandes aptitudes por entrenar. Y aún sigo en ello, pero desde luego la tengo más trabajada actualmente tras todo ese proceso.En esencia fue una experiencia necesaria y que gestionamos muy bien ambos. Por supuesto yo me encontré empoderado por muchos motivos, y conseguí dar respuesta al objetivo general con el que me sentaba en la primera sesión. Y Mamen, mi coach (¡gracias!), me demostró que esa figura es importante y su función necesaria, así que allá donde voy defiendo su rol y considero que es urgente que tengan mayor visibilidad como profesionales. Espero ayudar con este testimonio.Un abrazo y ¡buen trabajo! 

Coaching Personal

M. S.

Mamen me ayudó a avanzar en mis objetivos y metas profesionales de una forma nueva y sorprendente para mí. Me encontraba muy des motivada, perdida, sin confianza en mi misma, desilusionada y enfadada con mi entorno porque les culpaba a los demás de mi inmovilismo. Tenía la sensación de que algo tenía que cambiar pero no conseguía aclarar có, ni hacia dónde...Ahora puedo asegurar que el proceso de coaching me convirtió...¡en un cohete!: me llenó de energía y me despejó por completo la dirección. Ha sido una de las experiencias más interesantes que he realizado. Y siento una enorme gratitud hacia Mamen porque me acompañó de una forma muy profesional, y me facilitó enormemente la toma de decisiones.